• Rayon Violet

Viaje Vibratorio Al Desierto De Gobi

 

Este texto es la transcripción de una reunión realizada en Prismayam ante un público

 

Queridas Almas, Maestros y Discípulos de uno mismo, reciban nuestro Amor.

 

Queridas Almas, los invitamos a todos a un gran periplo iniciático en Gobi, el desierto de los desiertos. Nuestra invitación es a que acompañen vibratoriamente a los hermanos y hermanas que allí se presentan físicamente para explorar las dimensiones más sutiles de aquel desierto y descubrir en él otras realidades, así como puertas multidimensionales y las herencias gloriosas y luminosas de las humanidades que nos antecedieron y también otras formas de vida sutiles que han dejado huellas en la Tierra y en la matriz terrestre. Estos hermanos viajeros son 98, o sea 2 veces 49. Cuarenta y nueve de ellos han de representar el aspecto celeste de todo Ser humano y los otros cuarenta y nueve representarán el aspecto terrestre del humano. Juntos con Ustedes van a percibir que así como es arriba es abajo, pura luz, energía divina manifestada en lo sutil como en la materia. Los espacios van a ser redescubiertos.

 

Nuestra invitación es a que Ustedes vivan también este gran periplo a fin de beneficiarse con él favoreciendo el despertar de sus poderes extrasensoriales, así como la intensificación de sus capacidades perceptivas y sensitivas, además del descubrimiento de diferentes espacios de la matriz terrestre. Más aún, este periplo favorece la liberación del Ser y la trascendencia de múltiples límites – ilusorios pero todavía influyentes en la vida de cada uno.


El Gobi, desierto de los desiertos, estuvo – en cierta época de esta Tierra – sumergido por las aguas y – en otra época – floreciente, no sólo a través de sus minerales sino también a través de sus vegetales, de sus animales y de los humanos – antepasados suyos – que allí vibraron. El Gobi y toda aquella vasta superficie convertida hoy en un páramo – abarcando desde el altiplano tibetano hasta las regiones que se abren hacia el nordeste – representa física y sutilmente una de las dos manifestaciones de la corona de la Tierra. Al igual que todos los centros energéticos de la Tierra, la corona se presenta como polaridad. Cada ciclo de evolución del planeta Tierra consta de 26.000 años terrestres, divididos en dos fases de 13.000 años. Al término de cada fase, la polaridad se revierte. Desde el inicio de esta humanidad, la polaridad de la corona activa ha correspondido al Gobi y al altiplano tibetano. Ahora que estamos en el inicio de una nueva fase, la polaridad del suroeste está activándose. Corresponde al sur de América del Sur. Cada uno de estos polos de la corona sigue muy activo. Aquel del norte actuará ahora a nivel sutil, mientras que el del sur actuará a nivel concreto, provocando la emergencia del Nuevo Mundo.

 

Tendremos a bien guiarlos a través de ambos polos de la corona. Comenzaremos durante este año terrestre - y particularmente durante esta luna - nuestro periplo en el polo noreste de la corona. Hemos elegido este período - que va desde este plenilunio hasta el siguiente - para este periplo pues esta luna ofrece de manera especial vibraciones propias para empujar la atmósfera terrestre y los humanos a trascender sus límites. Este periplo se convierte pues en un recorrido más allá de los límites para sentir y redescubrir múltiples realidades en la múltiple presencia según múltiples facultades.

 

Durante todo este período, cada humano tendrá la oportunidad de elevarse a un nivel vibratorio que favorezca la apertura del 3er ojo, que agudice sus percepciones así como su doble y clara visión. Esto no con el propósito de favorecer la anticipación de lo que ha de sucederle a cada uno, a todos y a la Tierra, sino para relacionarse mejor con la vida de manera expansiva en la matriz terrestre, para percibir mejor la vida más allá de esta matriz y para inspirarse en cuanto a lo que a Ustedes les corresponde hacer. Según la disponibilidad de cada cual, Ustedes percibirán las oportunidades múltiples ofrecidas durante este período para intensificar su recorrido creador como discípulo encaminado hacia la maestría. Asimismo Ustedes vivirán el recorrido iniciático con nosotros. Según les acomode, presentamos a continuación tres maneras de vivir armoniosamente este periplo. Elijan el nivel correspondiente a su compromiso con uno mismo. Éstos son los niveles que les invitamos a experimentar:

 

El primer nivel consiste en recogerse al final del día en un lugar físico tranquilo y un espacio interior de paz, elevando el ritmo vibratorio hasta la frecuencia del amor tras soltar los pesos que los aplastan, así como sus preocupaciones y deberes. Así, en expansión, proyéctense en el espacio físico correspondiente al día, según el itinerario de la expedición. Tengan presente que, cuando el sol se pone en Occidente, se alza en Oriente. Entonces, únanse al itinerario proyectándose al lugar donde se encuentre realmente - y simultáneamente - la expedición. En caso de distintos lugares que los asalten mentalmente en cuanto a la ubicación de la caravana, no hagan ningún esfuerzo intelectual, solamente soliciten de su Espíritu que éste los conduzca hacia la caravana de la expedición. Esto es proyección vibratoria con sus hermanos y hermanas y, en aquel lugar donde ellos estén, sin resistencia alguna, Ustedes penetrarán en una nueva realidad y, a ratos, en otra dimensión. No se esfuercen mentalmente por ver o experimentar un aspecto en particular. Antes de proyectarse, Ustedes habrán leído el nombre del lugar y – quizás incluso – hayan contemplado una imagen asociada. Luego, una sola intención: proyectarse y dejarse llevar por las sensaciones, imágenes y voces interiores o inspiraciones que vayan emergiendo. Proyectarse según el modo ya explicado.

 

El segundo nivel del recorrido iniciático vibratorio consiste, por supuesto, en la vivencia del primer nivel pero, además, tras la proyección, en preparar el viaje a través del recorrido nocturno cósmico, solicitando de su Espíritu que los lleve a circular en el mundo sutil hacia las llaves que han de aliviar sus vidas. Antes de caer en el sueño, traten de no pensar en sus problemas, dificultades, preocupaciones y demás estorbos que obstaculizan su vida. Luego, durante el día, a lo largo de sus quehaceres cotidianos, los invitamos a disfrutar un estado de múltiple presencia. Esto significa vivir la realidad totalmente, estar presentes intensamente en todo lo que hagan como vivificadores y creadores que Ustedes son. Estén donde estén, hagan lo que hagan, sean intensos y estén presentes. Vibren realmente con la consciencia de que se trata de un teatro de vida y no del único teatro, del mismo modo como el actor desempeña a la perfección su papel con compromiso, con implicancia, pese a saber que se trata meramente de un papel. Esto significa vivir esta vida realmente, sin ser sobrepasado por ella. Esto significa mantener internamente la sensación y consciencia de varias realidades dentro de las cuales Ustedes se desempeñan como el actor que juega un rol en el teatro estando consciente del público, del escenario, de los colaboradores dedicados a las luces y al sonido. Por lo tanto, jueguen en lo cotidiano, sabiendo que el Espíritu y el Alma son sus guías, esmerados en conducirlos hacia el redescubrimiento de la vastedad y libertad. Así, durante el día, Ustedes están y estarán presentes en otras realidades.

 

El tercer nivel de implicancia consiste en vivir, por supuesto, los niveles anteriores y, además, al amanecer, no dejar de recordar que los hermanos y hermanas viajeros están en el atardecer. Por lo tanto, unirse con ellos vibratoriamente para percibir las vibraciones de los lugares por ellos recorridos física y sutilmente y ojalá aquellos lugares logren despertar poderes dormidos en Ustedes. De esta manera podrán comenzar el día con la consciencia y sensación de un poder sensitivo y perceptivo acrecentado y agudizado. De la misma manera, su mirada permanecerá a lo largo del día más allá de las apariencias de lo que acontezca ante sus ojos. Así Ustedes se mantendrán insertos en lo cotidiano al mismo tiempo que vivirán totalmente el recorrido en forma simultánea.

 

Sea cual sea el nivel elegido, esfuércense por mantenerlo durante todo el recorrido, es decir desde el plenilunio y durante 21 días. Sea cual sea el nivel de su implicancia en este recorrido, Ustedes recibirán unas inspiraciones y nosotros estaremos presente con Ustedes, de tal manera que unas oportunidades nuevas se abrirán en su vida ante Ustedes. Este recorrido iniciático conduce a otro nivel de su caminar hacia la maestría, rumbo al maestro despierto.

 

Queridas Almas, estamos con Ustedes.

 

Reciban nuestro Amor.

 

 

17 de agosto de 2013
Prismayam, Escuela iniciática del Maestro Saint-Germain
Sainte-Lucie-des-Laurentides, QC

 

 

Ver el itinerario en imágenes (francés)